Mima tus recuerdos

Uno de mis deberes como fotógrafa es explicar a mi cliente la importancia de imprimir y crear un producto físico. A diferencia de lo digital, las fotos impresas son fácilmente accesibles y tienen esa percepción de real y emotivo. En medio de esta era digital, donde las cámaras digitales son algo habitual, miles de fotos son creadas cada día, pero ¿dónde acaban? ¿podrías encontrar en cinco minutos las fotos que hiciste en las navidades de 2014?

Un álbum, por ejemplo, pensado para ser tocado y compartido, es un pequeño documental que cuenta una historia organizada y contextualizada – nada de fotos perdidas entre miles de carpetas. Resulta entrañable cuando la familia se reúne alrededor de álbum para contar relatos o ver a esos abuelitos que guardan sus viejas fotos en una caja y la cuidan como un tesoro… 

Cuando tus hijos sean adultos, ¿cómo vas a mostrarles sus primeros años? ¿cómo vas a enseñarles tu “yo” de ahora? 

Crea esa pieza de arte que descubrirán las futuras generaciones. Mima tus recuerdos.

Deja tus ideas y comentarios más abajo, estaré encantada de leerlos 🙂

Anuncios