Mima tus recuerdos

Uno de mis deberes como fotógrafa es explicar a mi cliente la importancia de imprimir y crear un producto físico. A diferencia de lo digital, las fotos impresas son fácilmente accesibles y tienen esa percepción de real y emotivo. En medio de esta era digital, donde las cámaras digitales son algo habitual, miles de fotos son creadas cada día, pero ¿dónde acaban? ¿podrías encontrar en cinco minutos las fotos que hiciste en las navidades de 2014?

Un álbum, por ejemplo, pensado para ser tocado y compartido, es un pequeño documental que cuenta una historia organizada y contextualizada – nada de fotos perdidas entre miles de carpetas. Resulta entrañable cuando la familia se reúne alrededor de álbum para contar relatos o ver a esos abuelitos que guardan sus viejas fotos en una caja y la cuidan como un tesoro… 

Cuando tus hijos sean adultos, ¿cómo vas a mostrarles sus primeros años? ¿cómo vas a enseñarles tu “yo” de ahora? 

Crea esa pieza de arte que descubrirán las futuras generaciones. Mima tus recuerdos.

Deja tus ideas y comentarios más abajo, estaré encantada de leerlos 🙂

Anuncios

Campaña bodas 2016

¡Buenas! Elegir al fotógrafo de vuestra boda no es tarea sencilla. Es necesario que entre él y vosotros haya conexión, que os entiendan, y que os sintáis cómodos mutuamente; pensad que nos vais a tener a vuestro alrededor casi todo el día. Por ello, creo que es imprescindible que los novios y el fotógrafo se conozcan personalmente.

Hoy os traigo un vídeo cortito para que veáis mi trabajo de fotografía de bodas. Si os sentís identificados con el estilo de las fotos y queréis que cuente vuestra pequeña historia de amor, escribidme un correo a angelagesteiraseijo@gmail.com. ¡Estaré encantada de hablar con vosotros!

El retoque como parte de mi trabajo

Como fotógrafa, el retoque es una parte esencial de mi trabajo. Tradicionalmente, el fotógrafo se metía en un cuarto oscuro a revelar; a día de hoy sigue siendo el mismo concepto, sólo que se lleva a cabo digitalmente. Parece estar creciendo un rechazo general hacia el retoque y, en realidad, es un proceso que ha de existir en la creación de una fotografía; un click en un botón no crea una foto, al menos, no como yo la entiendo, pero ese es un tema para otro post.

Hoy quiero explicaros el proceso que, en mi caso, las mamás y las novias pocas veces ven, y es el trabajo que hago una vez la sesión ha acabado. En este ejemplo, os muestro un vídeo de la fusión de dos fotos. A veces consigo la expresión perfecta en una foto, pero el resto de elementos no funcionan: un gorro caído, un moco saliendo o una posición rara del vestido. Para agilizar la sesión, continúo sabiendo que eso lo puedo solucionar en la postproducción.

victor-sooc
Foto sacada directamente desde la cámara.

Este peque tiene seis meses y aunque empieza a sentarse por si solo, aún le falta un poco de práctica, jeje. Es por ello que su mamá, como podéis ver en la foto de arriba, está en todo momento cerca de él; aunque está sentado sobre una superficie blanda, es preferible evitar que se caiga y se asuste.

sustitucion cabeza
Sustitución de la cabeza para crear la imagen final.

Los niños a estas edades se aburren deprisa, son impredecibles y se cansan muy rápido de mi correteando detrás de ellos para sacarles una foto, así que hay que explotar el tiempo al máximo. Aquí es donde el retoque es sumamente imprescindible. En este caso concretamente, la expresión idónea del bebé está en una toma en la que tenemos la mano de la mamá, y en la otra, tenemos la pose, así que mi trabajo es unirlas para crear una foto perfecta. Aquí os dejo el vídeo de cómo lo he creado y del procesado final.

¡Disfrutad!