Nerea, 10 días. Sesión recién nacido en Pontevedra

Estos papás tienen unas amigas geniales que les han regalado algo precioso, una sesión de fotos de recién nacido con su pequeña, un regalo que durará para siempre.

Estas sesiones se realizan entre los 5 y 15 primeros días de vida del bebé, en el salón de vuestra casa. Sí sí, como lo leéis, me desplazo hasta vuestro domicilio y monto un estudio temporal allí, aquí podéis ver el paso a paso de una de estas sesiones.  Escríbeme desde mi página web y te contaré todo lo que necesitas saber. Vuestro peque estará seguro y calentito en casa 🙂

Ahora os dejo con el resultado de la sesión de fotos de la pequeña Nerea, con sólo diez días, que nos regaló preciosas sonrisas como ésta.

_mg_9869

 

_mg_9897_mg_9847

_mg_9833

_mg_9715_mg_9760_mg_9730Esta es la caja regalo que usaron sus estupendas amigas para sorprenderlos. Están disponibles durante todo el año y son una opción estupenda para sorprender a cualquiera! Sesiones de familia, bebés, parejas, cumpleaños… Escríbeme a info@angelagesteira.com y te enviaré toda la información.

¿Te ha gustado? Compártelo para que tus amigos también lo disfruten ^_^

Una sesión conmigo | Paso a paso

El hecho de que el fotógrafo vaya a tu casa para sacarte las fotos y no tú a su estudio es algo que os resulta curioso a muchas. Este es precisamente el por qué de este post. Os voy a explicar cómo transcurren estas sesiones para que no tengáis que imaginaros cómo funcionan. Y por supuesto, el resultado es tal cual estuviésemos en un estudio, sólo que mucho más cómodos y con todo lo que necesitáis a mano.

A continuación, veréis el proceso de una sesión de recién nacido en la que…

 

TRANSFORMAREMOS VUESTRO SALÓN EN UN MINI ESTUDIO TEMPORAL

 

1 – Antes de salir de casa, preparo todo el material necesario: fondos, mantas, flashes, diademas y gorros, cestos y alguna cosita más… sísí, voy algo cargada, jeje. Una vez todo guardado, mi cámara y yo abrochamos cinturones y ¡en marcha!

angelagesteira_bts03
Fondos, flashes, mantas y demás material necesario para la sesión.

 

2 – Cuando llego a vuestra casa, lo habitual es que me hagáis un pequeño tour por ella para elegir el espacio idóneo para la sesión; el salón o una habitación suelen ser las opciones más comunes. Una vez decidido, empiezo a montar el “estudio” provisional al mismo tiempo que vamos calentando la habitación para que el bebé se encuentre en su salsa 🙂

Sesión recién nacido - Ángela Gesteira Fotografía
Estudio temporal en el salón de vuestra casa.

 

3 – La duración de las sesiones de recién nacido nos lo marca el bebé, haciendo paradas para sus comidas habituales. De media suelen durar entre dos y tres horas, pudiendo alargarse hasta cuatro. Con mucha calma y paciencia, posaré a vuestro peque en esas posturas en las que estaba dentro de la tripa de la mamá, tan a gusto y calentito. Cada recién nacido es un mundo; algunos solo quieren estar boca abajo, otros boca arriba, por lo que siempre me adaptaré a lo que ellos quieran.

Sesión recién nacido - Ángela Gesteira Fotografía
Detrás de las cámaras. Paso a paso

 

4 – Durante la sesión, seréis mis ayudantes. Cuando todo esté listo para el click final, me alejaré del bebé y vosotros os quedaréis pendientes mientras yo encuadro y saco las fotos. A veces solo es la mamá, otras el papá, ¡o incluso los dos al mismo tiempo!

Detrás de las cámaras - Ángela Gesteira Fotografía
Papá quitando la manta y vigilando a la peque mientras me alejo para sacar la foto.

 

5 – Por supuesto, tanto papás como hermanos podéis haceros fotos con el pequeño. Con el tiempo, estas imágenes os ayudarán a recordar la emoción de esta etapa, lo pequeñito que era y la manera en la que encajaba en vuestros brazos tan perfectamente.

 

6 – Este último no es exactamente un paso, sino algo que pasa sí o sí durante el transcurso de la sesión. Os hablo de esos pequeños contratiempos que siempre nos dan algún susto y muchas carcajadas, jaja.

Detrás de las cámaras - Ángela Gesteira Fotografía
Pequeños sustos durante la sesión.

 

Para que estas sesiones sean un éxito, lo ideal es que reservemos toda la mañana, evitando las visitas de familiares. Las sesiones de embarazada y de bebés siguen estos mismos pasos, aunque también existe la opción de hacerlas en exterior, la decisión es vuestra.

Si tenéis alguna duda sobre este tipo de sesiones, escribidme un comentario aquí o a través del formulario en la web y os atenderé encantada 🙂 Me desplazo por toda la provincia de Pontevedra.

 

Y vosotras, ¿os animáis a mimar esta etapa con una sesión íntima en vuestro salón?

 

 

 

El retoque como parte de mi trabajo

Como fotógrafa, el retoque es una parte esencial de mi trabajo. Tradicionalmente, el fotógrafo se metía en un cuarto oscuro a revelar; a día de hoy sigue siendo el mismo concepto, sólo que se lleva a cabo digitalmente. Parece estar creciendo un rechazo general hacia el retoque y, en realidad, es un proceso que ha de existir en la creación de una fotografía; un click en un botón no crea una foto, al menos, no como yo la entiendo, pero ese es un tema para otro post.

Hoy quiero explicaros el proceso que, en mi caso, las mamás y las novias pocas veces ven, y es el trabajo que hago una vez la sesión ha acabado. En este ejemplo, os muestro un vídeo de la fusión de dos fotos. A veces consigo la expresión perfecta en una foto, pero el resto de elementos no funcionan: un gorro caído, un moco saliendo o una posición rara del vestido. Para agilizar la sesión, continúo sabiendo que eso lo puedo solucionar en la postproducción.

victor-sooc
Foto sacada directamente desde la cámara.

Este peque tiene seis meses y aunque empieza a sentarse por si solo, aún le falta un poco de práctica, jeje. Es por ello que su mamá, como podéis ver en la foto de arriba, está en todo momento cerca de él; aunque está sentado sobre una superficie blanda, es preferible evitar que se caiga y se asuste.

sustitucion cabeza
Sustitución de la cabeza para crear la imagen final.

Los niños a estas edades se aburren deprisa, son impredecibles y se cansan muy rápido de mi correteando detrás de ellos para sacarles una foto, así que hay que explotar el tiempo al máximo. Aquí es donde el retoque es sumamente imprescindible. En este caso concretamente, la expresión idónea del bebé está en una toma en la que tenemos la mano de la mamá, y en la otra, tenemos la pose, así que mi trabajo es unirlas para crear una foto perfecta. Aquí os dejo el vídeo de cómo lo he creado y del procesado final.

¡Disfrutad!